Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Codos

Usted como proletario en una fábrica tiene que enterarse de que en cualquier posibilidad puede renunciar a su puesto sin importar el tipo de contrato que el jornalero haya firmado. Simplemente tendrá que tener en cuenta 2 notitas: la primera notificar a la entidad la resolución tomada y en segundo lugar que en dicha resolución tomada el jefe haya estado al margen y el empleado tampoco se hubiese sentido intimidado en momento alguno.

Si las relaciones entre la fábrica y asalariado empeorasen, hubiese salario pendiente de recaudo y el director obligase al proletario a aprobar una baja voluntaria, el proletario deberá renunciar el contrato invariablemente y no rubicarlo así como de ninguna manera el asalariado deberá de exigir la baja voluntariamente. Ante tal estado se buscarán medidas legítimos en las que el obrero no se vea afectado y así poder cobrar las ayudas pertinentes y no hubiese problema alguno a la hora de pedir el paro.

El mejor sistema de comunicarlo a al gerente es hacerlo por notificación y siempre duplicado. Así un documento será para el empresario y la otra copia para el asalariado la cuál tendría que ser acuñada por la fábrica. Si por alguna justificación el director no quisiera sellar la copia, el obrero puede cursarla por burofax.

La notificación escrita será transmitida al jefe por parte del productor, fuera de que este se encontrase en la el grado de prueba, con la antelación correspondiente que dictamina el Convenio Colectivo o quizá en su día se pactase al firmar el contrato laboral. Acaso no existiese un plazo de antelación ni en el pacto o no se hubiese acordado anticipadamente en el compromiso adoptaremos lo que fija el Estatuto de los Trabajares que son quince días.

Se tiene que tener en cuenta que si el productor quebranta con el tiempo obligado de preaviso el gerente debe de descontarle del finiquito los días que incumplan o inclusive puede reclamarselos en el hipotético caso en el que la recompensa sea por debajo del descuento.

El asalariado también tendría que conocer que mientras tanto continue en el plazo de previo aviso puede renunciar a la baja voluntaria que ha presentado al director pues la relación contractual permanece actualizado.

El operario tendría que conocer que el al ultimar el trabajo el director tendrá que enseñarle la supuesta finiquitación correspondiente baja laboral. Si el trabajador no estuviese contento por distintas razones, deberá de firmarlo, rubricarlo y poner insatisfecho con la consulta. Si esto ocurre el asalariado no podrá cobrar la remuneración pero si a recurrir lo que la fábrica le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE