Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Pina de Ebro

No importa el tipo de compromiso que el trabajador firmase con el amo, debería de saber que puede abolir el acuerdo laboral en cualquier instante. Solamente tiene que contar con dos cosas imprescindibles, previamente saber que la decisión tomada por el jornalero sea una decisión libre y propia en donde el empresario de ningún modo haya obligado ni intervenido en la medida tomada y en segundo lugar que dicha idea tomada por el productor deberá de ser notificada al amo antes de prescindir de su faena.

Para que el asalariado no pierda su derecho a ingresar la correspondiente prestación y pueda solicitar el paro, bajo ningún concepto el productor deberá de pedir la baja voluntaria pese a que fuese deseo del empresario como jamás deberá de reclamarla propia voluntad a pesar de que los compromisos laborales hayan cambiado, haya impagos en la paga mensual o haya cambios en la afinidad. Habrá que buscar otras opciones en las que el productor conserve lo que es suyo, pueda cobrar la recompensa correspondiente y no aparezca ningún incoveniente en la hora de demandar la prestación.

El mejor proceder de avisar a al amo es hacerlo por cédula y siempre repetido. Así un documento será para la fábrica y la otra copia para el trabajador la cuál tendrá que ser firmada por el amo. Si por algún motivo el jefe no quisiese rubricar la copia, el empleado puede expedirla por burofax.

Fuera de que el productor estuviese en el término de prueba, la nota se hará con la antelación que dictamine el Convenio Colectivo o acaso se acordó alguno en el contrato de trabajo. Si por algún imprevisto no hubiese período de preaviso ni en el pacto firmado ni en el arreglo laboral, aceptaremos lo que establece el Estatuto de los trabajadores que son 15 días.

Habrá que entender que si el empleado infringe con el plazo normativo de previo aviso el gerente debe de descontarle del de la recompensa los días que no cumplan o hasta podría demandárselos en aquel caso en el que la ayuda fuese más reducido que el descuento.

El jornalero no debe de olvidar que mientras esté en la fase de previo aviso se encuentra actualizado la relación laboral incluso puede retractarse de la baja voluntaria que ha anunciado.

El operario tendría que saber que el al acabarse el trabajo el gerente tendrá que enseñarle la supuesta liquidación correspondiente baja laboral. Si el operario no estuviese complacido por diferentes razones, deberá de firmarlo, visarlo y poner insatisfecho con la proposición. Si esto sucede el asalariado no puede cobrar la ayuda pero si a demandar lo que el jefe le adeuda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE