Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Malanquilla

¿Su compromiso laboral no está pasando los mejores momentos? Debe de recordar que en cualquier posibilidad sin atañer el tipo de contrata que el jornalero pactase con la fábrica, éste puede irrumpir dicho contrato cuando lo estime oportuno. Simplemente 2 apuntes a retener :

-No puede abandonar su puesto de trabajo sin primero notificarlo a la empresa y

-Que la resolución tomada por el asalariado sea íntegramente independiente y voluntaria sin que la fábrica hubiese tomado parte.

Si las relaciones entre la entidad y jornalero empeorasen, hubiese alguna paga mensual pendiente de ingreso y la fábrica obligase al operario a certificar una baja voluntaria, el empleado deberá renunciar el pacto siempre y no firmar así como de ninguna manera el asalariado debe de de pedir la baja voluntariamente. Ante tal estado se buscarán soluciones reglamentarios en las que el empleado no se vea afectado y así poder recaudar las ayudas correspondientes y no hubiese incoveniente alguno a la hora de solicitar la recompensa.

El mejor método de transmitirlo a al director es hacerlo por apunte escrito y siempre fotocopiado. Así un documento será para la empresa y la otra notificación escrita para el proletario la cuál tendrá que ser acuñada por el gerente. Si por cualquier motivo la fábrica no quisiese aprobar la notificación, el productor puede expedirla por burofax.

Salvo que el productor estuviese en la etapa de prueba, la comunicación escrita se cumplirá con la antelación que obligue el Convenio Colectivo o acaso se negoció alguno en el compromiso de trabajo. En el caso que no hubiese fase de preaviso ni en el compromiso firmado ni en el ajuste laboral, nos acogeremos a lo que dicta el Estatuto de los trabajadores que son quince días.

El operario debería de comprender que si incumple el tiempo de preaviso el jefe puede exigirle los días en el aquel caso en el que el el pago supere económicamente a la liquidación o bien restar del finiquito los días que quebranten del previo aviso.

El productor no debe de olvidar que puede renunciar a la baja voluntaria quepropuso aunque esté en el plazo de previo aviso ya que el compromiso laboral, entre asalariado y director, sigue vigente.

Al acabar el trabajo el gerente deberá de enseñar al trabajador la supuesta retribución correspondiente al cese del trabajo. Si el jornalero por otros motivos estuviese insatisfecho tendrá que firmarlo autentificarlo y poner no conforme. Si pasase todo esto el trabajador quedaría exento de recibir su remuneración aunque si puede reclamar lo que el director le adeuda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE