Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Litago

Usted sintiéndose asalariado en una fábrica tendrá que enterarse de que en cualquier minuto podrá desinteresarse por su profesión sin que importe el tipo de contrato que usted hubiera refrendado. Solo tendrá que no olvidarse de dos cosas: la 1ª comunicar al jefe la decisión tomada y en 2º motivo que en tal resolución el empresario se haya mantenido fuera y el empleado nunca se haya sentido obligado en ningún momento.

Si las relaciones entre el jefe y obrero empeorasen, hubiese alguna paga mensual pendiente de percibir y el empresario obligase al trabajador a sellar una baja voluntaria, el jornalero deberá renunciar tal propuesta siempre y no rubicar así como en ningún momento el trabajador tendrá que de pedir la baja voluntariamente. Ante tal postura se buscarán compromisos reglamentarios en las que el trabajador no se vea fastidiado y así poder cobrar las ayudas apropiadas y no hubiese incoveniente alguno a la hora de solicitar el paro.

El mejor medio de transmitirlo a a la fábrica es hacerlo por apunte escrito y siempre fotocopiado. Así una copia será para el director y la otra copia para el jornalero la cuál debe de ser firmada por el director. Si por cualquier pretexto el jefe no quisiese certificar la comunicación escrita, el operario puede expedirla por burofax.

Dicha nota menos si el jornalero se hallase en el término de prueba, se hará con la antelación que se indica en el Convenio Colectivo o si en su día se certificó algún tipo de acuerdo al firmar el convenio laboral. Si por algún imprevisto no existiese plazo de antelación, ni en el ajuste, ni acuerdo en el concordato serán quince días que es lo que manda el Estatuto de los Trabajadores.

Habrá que tener en cuenta que si el asalariado quebranta con el intérvalo reglamentario de preaviso el gerente debe de descontarle del finiquito los días que fallen o bien podría reclamarlos en el supuesto caso en el que la recompensa fuera menor que el descuento.

El trabajador no debe de olvidar que puede echarse para atrás con la baja voluntaria que había anunciado aunque permanezca en la fase de preaviso ya que el compromiso laboral, entre trabajador y jefe, sigue actualizado.

La oferta de retribución será entregada al operario al terminar el trabajo en un negocio. Si el productor está disconforme con tal proposición deberá de rubricarla, marcarla y poner contrariado con tal oferta. Ante tal situación el productor no cobraría su prestación pero si podría reivindicar lo que la empresa le adeuda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE