Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Letux

Usted como proletario en una fábrica tendrá que avisado de que en cualquier instante puede dejar su actividad sin que importe el tipo de acuerdo que el empleado hubiese refrendado. Solo deberá de tener en cuenta 2 apuntes: la 1ª noticiar al amo la idea tomada y en segundo término que en tal opinión tomada el director esté fuera y el asalariado jamás se haya sentido chantajeado en ningún momento.

Si el director por diversos motivos forzara al productor a aprobar la baja voluntaria el operario siempre deberá de desistir tal situación y de ninguna manera firmar, además tampoco el jornalero deberá de demandar la baja voluntariamente aún si las cercanías personales no sean tan afectuosas como hace tiempo o se haya obtenido algún impago en alguna nómina. Existen otras formas legales de solventar tal estado y así el obrero no tenga impedimentos a la hora de poder percibir la ayuda pertiente y poder pretender el paro.

La comunicación escrita reproducida es la forma más excelente de presentar la notificación por escrito a la entidad. Una de las comunicaciones por escrito se la quedará el director y la otra el empleado la cuál tiene que ser firmada por la empresa. Aunque el director se negase a rubricarla el asalariado puede remitirla a través de burofax.

Dicha nota menos si el trabajador se hallase en el término de prueba, se realizará con el previo aviso que se decide en el Convenio Colectivo o talvez se aceptó algún tipo de acuerdo al firmar el compromiso laboral. En el caso que no hubiese plazo de antelación, ni en el pacto, ni acuerdo en el contrato serán quince días que es lo que manda el Estatuto de los Trabajadores.

Habrá que tener en cuenta que, si el obrero no cumple con el tiempo de preaviso, la empresa puede restarle de la indemnización los días que incumplan del previo aviso o incluso exigírselos, en el supuesto caso en los que la deducción supere a la liquidación.

Otra cosa que debe de enterarse el trabajador, es que mientras tanto continue en la fase de previo aviso, el arreglo continuará actualizado pudiendo el asalariado incluso apartarse de la baja voluntaria que manifestó.

Al acabar el trabajo el jefe deberá de anunciar al operario la supuesta finiquitación correspondiente a la finalización del trabajo. Si el obrero por distintos motivos estuviese en desacuerdo tendrá que rubricarlo sellarlo y poner insatisfecho. Si sucede todo esto el jornalero quedaría exento de recibir su prestación aunque si puede exigir lo que el jefe le adeuda.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE