Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en La Puebla de Alfindén

Usted sintiéndose jornalero en una fábrica tiene que saber que en cualquier instante puede prescindir de su empleo sin importar el tipo de documento que usted haya rubicado. Únicamente deberá de no olvidarse de dos cositas: la 1ª notificar al amo la decisión tomada y en 2º lugar que en tal medida tomada el director haya estado al margen y el empleado menos aún se hubiese sentido forzado en ningún instante.

Si las relaciones entre el amo y empleado empeorasen, hubiese alguna paga mensual pendiente de ingresar y el jefe obligase al proletario a visar una baja voluntaria, el jornalero deberá renunciar el compromiso constantemente y no rubicarlo así como nunca el obrero tiene que de pedir la baja voluntariamente. Ante tal momento se buscarán recursos justos en las que el empleado no se vea afectado y así poder ingresar las ayudas pertinentes y no hubiese problema alguno a la hora de demandar la remuneración.

El mejor medio de avisarlo a al director es hacerlo por escrito y siempre duplicado. Así un documento será para el director y la otra notificación escrita para el asalariado la cuál debe de ser firmada por la entidad. Si por algún pretexto el director no quisiese aprobar la notificación escrita escrita, el productor puede cursarla por burofax.

La carta a la empresa, excepto si el asalariado se encuentra en el tiempo de prueba, se cumplirá con el previo aviso que fija el Convenio Colectivo o si ha habido algún pacto al rubricar el acuerdo de trabajo. Acaso no hubiera ni contrato, ni plazo de de adelanto el plazo será de quince días que es lo que dictamina el Estatuto de los Trabajadores.

El obrero debería de comprender que si rompe el plazo de previo aviso la entidad puede solicitarle los días en el aquel caso en el que el la deducción supere económicamente a la ayuda o bien restar del finiquito los días que fallen del preaviso.

El empleado no deberá de olvidar que mientras se halle en el período de preaviso permanece en vigor vigente el convenio laboral incluso puede renunciar a la baja voluntaria que anunció.

El obrero deberá de saber que el último día de trabajo la entidad tendrá que entregarle la supuesta liquidación final correspondiente al cese laboral. Si el productor no estuviese satisfecho por diversas razones, deberá de firmarlo, visarlo y poner descontento con la sugerencia. Si esto pasase el operario no tendrá obligación a la ayuda pero si a reivindicar lo que el gerente le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE