Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en La Almolda

Sin importar el tipo de convenio que el jornalero firmase con la entidad, debería de saber que puede suprimir el compromiso en cualquier ocasión. Solamente tiene que no olvidar 2 notitas importantísimas, primero saber que la resolución tomada por el trabajador sea una consulta libre y personal en donde el gerente nunca haya obligado ni intervenido en la resolución tomada y en 2º lugar que dicha idea tomada por el productor tiene que ser comunicada a la empresa antes de prescindir de su cometido.

Si el jefe por diversos motivos impusiera al productor a sellar la baja voluntaria el empleado siempre deberá de prescindir tal situación y de ninguna manera firmar, además tampoco el operario deberá de solicitar la baja voluntariamente aún si las conexiones personales no sean tan afectuosas como primeramene o se haya producido algún impago en cualquier nómina. Existen diferentes formas legales de reparar tal verdad y así el productor no tenga contratiempos a la hora de poder obtener la ayuda oportuna y poder reclamar el paro.

La advertencia la presentará el obrero a la empresa a través de una notificación escrita y reproducida siempre, el fundamento que una de las copias será para el trabajador que tiene que ser refrendada por la empresa y la otra comunicación por escrito será para el director. En el incierto caso que la fábrica se negase a aprobar la carta el empleado puede remitirla por burofax.

La carta será notificada a la empresa por parte del productor, menos que este se encontrase en la fase de prueba, con el previo aviso correspondiente que dicta el Convenio Colectivo o si en su día se negociase al firmar el acuerdo laboral. Si por casualidad no hubiera un plazo de antelación ni en el documento o no se hubiese acordado primero en el convenio aceptaremos lo que dictamina el Estatuto de los Trabajares que son quince días.

Se tiene que pensar que si el productor rompe con el plazo obligado de previo aviso el empresario tiene permiso para descontarle del de la liquiación los días que fallen o hasta podría demandarlos en el supuesto caso en el que la liquidación sea más reducido que el descuento.

El productor también deberá de enterarse que mientras permanezca en el período de previo aviso puede echarse para atrás con la baja voluntaria que ha comentado a la fábrica porque el contrato permanece valedero.

El operario debería de saber que el al acabar el trabajo la empresa tendrá que presentarle la supuesta retribución correspondiente baja laboral. Si el asalariado no estuviese contento por diversas razones, deberá de firmarlo, rubricarlo y poner insatisfecho con la consulta. Si esto sucede el trabajador no tendrá obligación a la remuneración pero si a recurrir lo que el empresario le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE