Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Fuentes de Ebro

Usted siendo obrero en una empresa tiene que estar al tanto de que en cualquier posibilidad puede dejar su empleo dando igual el tipo de acuerdo que el trabajador hubiese rubicado. Tan solo deberá de no olvidar dos cositas: la primera noticiar a la empresa la medida tomada y en 2º argumento que en dicha decisión tomada la entidad esté alejado y el productor tampoco se haya sentido obligado en ningún instante.

Si el jefe por diversos motivos impusisese al proletario a aprobar la baja voluntaria el asalariado siempre deberá de renunciar tal situación y no firmar, de igual modo tampoco el productor deberá de solicitar la baja voluntariamente a pesar de que las conexiones personales no sean tan amables como anteriormente o se haya originado algún impago en cierta nómina. hay otras maneras legales de solucionar tal momento y así el asalariado no tenga contratiempos a la hora de poder conseguir la ayuda pertiente y poder demandar el paro.

La notificación la realizará el asalariado al gerente mediante una carta y siempre por duplicado. 1 de las notificaciones será entregada a la fábrica y otra para el trabajador la cuál previamente habrá sido certificada por la fábrica. Si el gerente se negase a visarla por cualquier motivo, el productor puede enviarla por burofax.

La carta será transmitida al empresario por parte del asalariado, menos que este se encontrase en la fase de prueba, con el preaviso correspondiente que dicta el Convenio Colectivo o quizás en su día se estipulase al firmar el pacto de trabajo. Si por casualidad no hubiera un plazo de antelación ni en el documento o no se hubiese acordado anteriormente en el ajuste admitiremos lo que manda el Estatuto de los Trabajares que son 15 días.

Visto lo visto, si el jornalero no cumple con el período de preaviso, la entidad puede descontarle de la ayuda los días que incumplan del preaviso o inclusive solicitárselos, en el hipotético caso en los que la deducción supere a la liquidación.

El operario no tiene que olvidarse que puede apartarse de la baja voluntaria que ha propuesto aunque esté en el período de previo aviso ya que el convenio pactado, entre asalariado y jefe, sigue vigente.

Con respecto al finiquito el director deberá de entregar al obrero la propuesta de finiquito el último día de ocupación en la fábrica. Si el jornalero está en disconformidad con tal consulta tendrá que: fecharlo, sellarlo y poner insatisfecho. Debe de saber que si esto ocurriese no podrá percibir la remuneración pero si podrá reclamar lo que el director tiene que abonarle.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE