Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Contamina

Usted siendo asalariado en una fábrica debe de conocer que en cualquier instante puede dejar su labor sin que importe el tipo de compromiso que el productor haya certificado. Únicamente tendrá que no olvidarse de 2 cositas: la primera noticiar a la fábrica la medida tomada y en segundo término que en tal resolución tomada la fábrica haya estado lejos y el jornalero jamás se haya sentido intimidado en ningún momento.

Aunque el gerente obligase a rubicar la baja voluntaria al asalariado, éste deberá rehusar en todo momento así como de ninguna manera el empleado deberá de rogarla de manera voluntaria aunque las condiciones de trabajo no sean parecidas, hayan modificado, haya alguna paga mensual pendiente de cobrar o hubiera habido algún desacuerdo. Existen mejores modos de resolver tal situación sin que el trabajador salga dañado y sea capaz de perder su recompensa económica legal y así evitar ocasiones difíciles a la hora de demandar la recompensa.

La notificación escrita duplicada es la forma perfecta de presentar la notificación al gerente. Una de las notificaciones se la quedará el empresario y la otra el obrero la cuál debe de ser firmada por la fábrica. En el caso de que el jefe se negase a firmarla el operario puede tramitarla a través de burofax.

La notificación será entregada a la fábrica por parte del jornalero, fuera de que este se encontrase en la el período de prueba, con la de preferencia correspondiente que dicta el Convenio Colectivo o quizás en su día se concertase al firmar el convenio laboral. En el caso que no hubiese un plazo de adelanto ni en el compromiso o no se hubiese acordado preliminarmente en el compromiso adoptaremos lo que exige el Estatuto de los Trabajares que son quince días.

El productor tiene que comprender que si no cumple el plazo de previo aviso el director puede reclamarle los días en el supuesto caso en el que el el pago económicamente supere a la ayuda o bien deducir del finiquito los días que no cumplan del previo aviso.

Otra cosa que tiene que informarse el jornalero, es que mientras se halle en el período de previo aviso, el arreglo continúa actualizado pudiendo el operario incluso echarse para atrás de la baja voluntaria que anunció.

El trabajador debe de saber que el concluir el trabajo el gerente tendrá que anunciarle la supuesta liquidación final correspondiente baja laboral. Si el empleado no estuviese satisfecho por diversas razones, deberá de firmarlo, autentificarlo y poner insatisfecho con la consulta. Si esto pasase el asalariado no tiene derecho a la remuneración pero si a demandar lo que la entidad le tiene que ingresar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE