Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Bubierca

Qué más da el tipo de arreglo que el productor acordase con la entidad, no puede olvidar que puede anular el pacto en cualquier momento. Simplemente tiene que memoizar 2 condiciones significativas, primeramente saber que la decisión tomada por el trabajador sea una consulta libre y voluntaria en donde el gerente de ningún modo haya forzado ni intervenido en la resolución tomada y en 2º lugar que dicha decisión tomada por el obrero deberá de ser notificada al jefe antes de dejar su faena.

Si el jefe por diversos motivos impusisese al operario a rubricar la baja voluntaria el operario siempre deberá de abandonar tal situación y no firmar, de igual modo tampoco el productor deberá de reclamar la baja voluntariamente pese a que las conexiones personales no sean tan cordiales como antaño o se haya ocasionado algún impago en cierta nómina. Existen diferentes formas legales de solucionar tal situación y así el productor no tenga contratiempos a la hora de poder obtener la ayuda conveniente y poder exigir el paro.

El mejor procedimiento de notificarlo a la empresa es hacerlo por carta y siempre con copia. Así una copia será para la fábrica y la otra notificación para el empleado la cuál deberá de ser firmada por el gerente. Si por algún pretexto la fábrica no quisiese certificar la copia, el trabajador puede cursarla por burofax.

La copia a la empresa, salvo si el asalariado se encuentra en la etapa de prueba, se ejecutará con el preaviso que fija el Convenio Colectivo o si ha habido determinado pacto al acuñar el acuerdo de trabajo. Si no hubiese ni contrato, ni plazo de de preferencia el período será de 15 días que es lo que decide el Estatuto de los Trabajadores.

El jornalero tendrá que intuir que si no cumple el período de preaviso la entidad puede solicitarle los días en el supuesto caso en el que el la deducción supere económicamente a la liquidación o bien restar de la ayuda los días que fallen del preaviso.

Otra cosa que debe de conocer el jornalero, es que mientras tanto se halle en el ciclo de previo aviso, el convenio permanece valedero pudiendo el asalariado incluso prescindir de la baja voluntaria que ha manifestado.

El jornalero debería de saber que el al acabarse el trabajo la empresa tendrá que anunciarle la supuesta retribución correspondiente a la finalización del trabajo. Si el operario no estuviese satisfecho por opuestas razones, deberá de firmarlo, sellarlo y poner disconforme con la propuesta. Si esto sucediese el obrero no tiene derecho a la prestación pero si a exigir lo que el empresario le debe.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE