Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Ariza

Usted siendo empleado en un trabajo debe de enterarse de que en cualquier posibilidad podrá dejar su actividad dando igual el tipo de pacto que el obrero haya aprobado. Solamente tendrá que memorizar dos condiciones: la primera informar al amo la decisión tomada y en 2º término que en tal medida la fábrica esté alejado y el proletario menos aún se hubiese sentido coartado en ocasión alguna.

Si el amo por diversos motivos exigiera al trabajador a rubricar la baja voluntaria el trabajador siempre deberá de prescindir tal situación y nunca firmar, así como tampoco el empleado deberá de solicitar la baja voluntariamente pese a que las cercanías personales no sean tan cordiales como antes o se haya producido algún impago en cualquier nómina. hay otras maneras legales de subsanar tal realidad y así el asalariado no tenga preocupaciones a la hora de poder recaudar la ayuda correspondiente y poder pretender el paro.

El mejor medio de revelarlo a al empresario es hacerlo por apunte escrito y siempre con copia. Así una carta será para el gerente y la otra comunicación escrita para el operario la cuál tiene que ser firmada por la empresa. Si por alguna causa el director no quisiera firmar la notificación, el asalariado puede mandarla por burofax.

La carta a la empresa, exceptuando si el obrero se encuentra en la fase de prueba, se desarrollará con el preaviso que impone el Convenio Colectivo o si hubiera habido cierto pacto al aprobar el documento laboral. Si no hubiese ni convenio, ni plazo de preaviso el tiempo será de quince días que es lo que obliga el Estatuto de los Trabajadores.

Habrá que entender que si el obrero quebranta con el plazo establecido de preaviso la empresa tiene permiso para descontarle del finiquito los días que no cumplan o incluso podría solicitárselos en aquel caso en el que remate fuera menor que el descuento.

El operario también tiene que saber que mientras esté en la etapa de previo aviso puede retractarse de la baja voluntaria que ha presentado al jefe puesto que el compromiso laboral permanece vigente.

Con respecto al finiquito el empresario deberá de mostrar al productor la propuesta de liquidación el último día de labor en la entidad. Si el empleado está en discordia con tal oferta tendrá que: fecharlo, sellarlo y poner no conforme. Deberá de entender que si esto ocurriese no podrá recoger el subsidio pero si podrá reclamar lo que la fábrica tiene que ingresar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE