Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Alfamén

¿Su arreglo laboral no está atravesando óptimos momentos? Sepa que en cualquier posibilidad sin atañer el tipo de contrato que el proletario acordase con el gerente, éste puede romper dicho contrato cuando lo vea oportuno. Simplemente dos cositas a no olvidar :

-No puede ausentarse de su espacio de trabajo sin anteriormente comunicarlo a la empresa y

-Que la decisión tomada por el empleado sea abasolutamente independiente y voluntaria sin que el director hubiera tomado parte.

Aunque el director obligase a aprobar la baja voluntaria al jornalero, éste deberá desentenderse ininterrumpidamente así como de ninguna manera el productor deberá de exigirla de forma voluntaria aunque las relaciones en el trabajo sean diferentes, hayan cambiado, haya alguna nómina pendiente de cobrar o hubiese habido mala relación. Existen mejores métodos de solucionar tal situación sin que el obrero salga perjudicado y consiga perder toda recompensa económica justa y así evitar instantes difíciles a la hora de pretender la recompensa.

El mejor modo de avisar a a la fábrica es hacerlo por escrito y siempre por repetición. Así una notificación será para la fábrica y la otra carta para el obrero la cuál tiene que ser timbrada por la fábrica. Si por cualquier motivo el amo no quisiera acuñar la notificación escrita escrita, el asalariado puede expedirla por burofax.

Salvo que el jornalero estuviese en el período de prueba, la nota se cumplirá con la preferencia que obligue el Convenio Colectivo o en su caso se acordó alguno en el acuerdo de trabajo. Talvez no hubiese temporada de preaviso ni en el compromiso firmado ni en el arreglo laboral, admitiremos lo que dicta el Estatuto de los trabajadores que son quince días.

El productor tiene que entender que si no cumple el período de previo aviso la fábrica puede demandarle los días en el aquel caso en el que el la compensación sea superior a la recompensa o bien compensar de la recompensa los días que fallen del preaviso.

Otra cosa que debe de conocer el jornalero, es que entretanto permanezca en la etapa de preaviso, el acuerdo permanecerá valedero pudiendo éste también apartarse de la baja voluntaria que ha presentado.

Con respecto a la carta de liquidación el jefe deberá de entregar al operario la propuesta de liquidación final el último día de trabajo en el lugar de trabajo. Si el trabajador está en desacuerdo con tal propuesta tendrá que: fecharlo, visarlo y poner descontento. Debe de conocer que si esto se produce no podrá recoger la remuneración pero si podrá reclamar lo que la fábrica tiene que pagar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE