Logotipo de abogado laboralista en Zaragoza
Pida una cita
CONTACTE CON NOSOTROS

Abogado laboralista en Ainzón

No importa el tipo de contrato que el productor firmase con el empresario, debería de saber que puede romper el contrato en cualquier ocasión. Únicamente debe de saber dos cosas importantes, primero saber que la consulta tomada por el operario sea una respuesta libre y particular en donde la fábrica en absoluto haya presionado ni intervenido en la resolución tomada y luego que dicha opinión tomada por el trabajador tendrá que ser informada al jefe antes de marcharse de su faena.

Si las relaciones entre la entidad y obrero empeorasen, hubiese alguna paga pendiente de percibir y el director obligase al obrero a aprobar una baja voluntaria, el obrero deberá renunciar tal propuesta siempre y no firmarlo así como nunca el jornalero deberá de reclamar la baja voluntariamente. Ante tal situación se buscarán remedios permitidos en las que el jornalero no se vea afectado y así poder percibir las ayudas debidas y no hubiese impedimento alguno a la hora de demandar la recompensa.

El mejor modo de notificarlo a al amo es hacerlo por cédula y siempre repetido. Así una copia será para la fábrica y la otra carta para el empleado la cuál deberá de ser rubricada por la empresa. Si por cualquier razón la empresa no quiere rubricar la carta, el obrero puede cursarla por burofax.

Dicha notificación a excepción de si el empleado se hallase en el grado de prueba, se realizará con la antelación que se impone en el Convenio Colectivo o bien se autorizó algún tipo de pacto al firmar el documento laboral. Si por casualidad no existiese plazo de previo aviso, ni en el convenio, ni acuerdo en el contrato serán quince días que es lo que establece el Estatuto de los Trabajadores.

Se tiene que conocer que si el operario incumple con el plazo legal de previo aviso el amo posee autoridad para descontarle del de la ayuda los días que fallen o inclusive podría exigírselos en el hipotético caso en el que el finiquito sea más pequeño que el descuento.

El empleado no deberá de olvidar que mientras se halle en la fase de preaviso permanece válido la relación pactada incluso puede renunciar a la baja voluntaria que había presentado.

Al finalizar trabajo el gerente deberá de enseñar al productor la supuesta finiquitación correspondiente al cese laboral. Si el productor por otros motivos estuviese en desacuerdo tendrá que rubricarlo sellarlo y poner descontento. Si sucede todo esto el empleado quedaría exento de ingresar su indemnización aunque si puede exigir lo que la entidad le tiene que ingresar.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE